Velocidad de Lectura



¿Cuál es tu velocidad de lectura?

Existen bastantes sitios en internet con los que medir la velocidad de lectura, basta con buscar en algún motor de búsqueda "test lectura rápida" para encontrar un buen número de ellos. Normalmente los tests que se pueden encontrar en internet son d
e lectura en pantalla, pero también existen guías para medir la velocidad en papel: Calcular velocidad de lectura. Hay que distinguir entre ambas lecturas porque la velocidad de lectura en pantalla suele ser inferior a la de papel.

¿Cuáles son los resultados típicos de estos tests?

Una vez que medimos alguna habilidad personal siempre nos gusta compararnos con los demás ¿no?

PantallaPapelComprensiónPerfil del lector
100 ppm110 ppm50%Insuficiente
200 ppm240 ppm60%Lector medio
300 ppm400 ppm80%Buen lector
700 ppm1000 ppm85%Excelente lector

ppm: palabras por minuto

¿Por qué leer más rápido?

La respuesta parece bastante obvia, si la lectura es por placer podremos disfrutar de más lecturas. Si la lectura es por obligación terminaremos antes el calvario.

Un libro como el Quijote (
378591 palabras) podríamos finiquitarlo en seis horas y media con una velocidad de lectura alta (1000 ppm, sin tener en cuenta el tiempo perdido al pasar las páginas).

¿Cómo se puede mejorar la velocidad de lectura?

Cómo es de suponer existen innumerables técnicas para mejorar la velocidad de lectura, aunque no tantas como para adelgazar. En el enlace anterior se recogen algunas en español: técnicas de le
ctura rápida. Ahí se detallan algunas características de los lectores ineficientes:
  • Leen todo a la misma velocidad. Hay que adecuar la velocidad al nivel de dificultad.
  • Realizan movimientos ineficaces de los ojos: volver atrás para releer, movimientos poco sistemáticos y con demasiado recorrido de los ojos.
  • Subvocalizan, dicen las palabras según van leyéndolas
  • ...
Personalmente con las técnicas que más resultado he obtenido han sido dos:
  1. Seguir la lectura con el dedo, con un boli, etc... De esta manera se consigue que el dedo fije la velocidad de lectura y que además evite regresiones innecesarias (vueltas atrás, saltos de línea...). En la lectura en pantalla suelo señalar el texto con el ratón.
  2. Ampliar el campo de visión y fijar los ojos en el centro de la lectura. Esto se puede conseguir evitando llevar la vista hasta el final o el principio de una línea de texto. Normalmente se recomienda desplazar los ojos de arriba abajo y entre el 30% y el 60% del ancho del párrafo.
Obviamente los resultados no son instantáneos pero con la práctica están asegurados. Para motivarnos podemos hacer evaluaciones periódicas de nuestra velocidad hasta que podamos leer el quijote en un par o tres de tardes...

Suscríbete a MGMT

2 comentarios:

pupupidu dijo...

Me vendrá bien este post para un diseño tecnico que tengo que leer en unos cuantos días :o))

Manuel Amor dijo...

Jejeje... una buena oportunidad para ponerlo en práctica

top