Trabajar con dos pantallas



Esta semana, aprovechando que quedaba un monitor libre en la oficina he decidido utilizarlo como segunda pantalla, en modo escritorio extendido, de mi portátil. Hacía tiempo que venía escuchando de las bondades del uso de monitores duales, incluso ya lo había utilizado hace años durante el desarrollo de una aplicación informática, pero como todo lo útil en esta vida, hasta que no lo pruebas no se convierte en imprescindible. El escritorio extendido de windows te ofrece una extensión del escritorio de tu PC ó portátil en un segundo monitor, lo que te permite disponer de más espacio de escritorio, abrir dos ventanas simultáneamente, moverte entre aplicaciones simplemente deslizando el ratón, ...

Algo que todo buen profesional busca continuamente en el desarrollo de su profesión, ya sea profesor, albañil, informático o administrativo, es aumentar su productividad, es decir, realizar el mismo trabajo en menos tiempo. También suele buscar un entorno de trabajo cómodo en el que todo lo necesario esté al alcance, que no genere fatiga, en definitiva busca comodidad. Pues bien, esto son las dos principales ventajas que se experimentan en una oficina al trabajar con dos monitores, mejora de la productividad y de la comodidad. A continuación algunos ejemplos prácticos:
  • Al tener al alcance de la vista dos documentos o aplicaciones disminuimos, entre otras cosas, el número de veces que tecleamos la combinación Alt+Shift para cambiar entre aplicaciones/documentos, el número de veces que imprimimos un documento para trabajar simultáneamente con dos documentos (uno que leo y otro en el que escribo), la sensación de navegar sin rumbo entre miles de documentos abiertos...
  • Facilita los vistazos rápidos al correo que acaba de llegar sin tener que cambiar la vista del documento o aplicación con la que estábamos trabajando. Disminuye la dispersión.
  • A los desarrolladores de aplicaciones software, les permite disponer de una segunda pantalla donde visualizar la aplicación que están construyendo en la pantalla principal.
  • Y supongo que otros muchos ejemplos que iré descubriendo...

De momento dejo una foto que encontré en un artículo similar en el New York Times; próximamente pondré una foto real de mi puesto de trabajo.


Si se trata de conectar un nuevo monitor a un portátil u otro PC de sobremesa que disponga de tarjeta gráfica con dos entradas, la cosa es sencilla, si no se complica... A continuación la forma sencilla:
  • conectar el monitor a la entrada del del portátil o PC de Sobremesa
  • doble clic en Panel de control / Pantalla
  • clic en la pestaña Configuración
  • en la casilla Pantalla, seleccionar la tarjeta a utilizar, luego marcar la casilla Extender el escritorio de Windows
  • aceptar
Gracias Mary por recordarme la existencia de los escritorios extendidos

0 comentarios:

top